fbpx

Dermatitis Atópica: Tratamientos y Causas

Tratamientos Faciales

tratamiento Rojeces y piel sensible

¿Qué es la Dermatitis Atópica?

La dermatitis atópica es una afección crónica de la piel que se caracteriza por la aparición de erupciones cutáneas pruriginosas y escamosas. También se le conoce como eccema atópico. Es una enfermedad inflamatoria que afecta principalmente a los niños, pero también puede presentarse en adultos. Es importante tratar la dermatitis atópica a tiempo para que el cuadro no perjudique la salud de la piel.

Síntomas de la Dermatitis Atópica

Los síntomas más comunes de la Dermatitis Atópica incluyen:

-Piel enrojecida e inflamada.
-Piel seca, gruesa y escamosa.
-Puntos blancos en la piel.
-Picazón intensa.
-Sarpullido en la cara, el cuello y la parte superior del tronco.

Causas de la Dermatitis Atópica

La Dermatitis Atópica es una enfermedad hereditaria que se desarrolla cuando la piel no produce suficiente lípidos naturales para mantener la humedad. Esto hace que la piel se vuelva seca, sensible e inflamada. Algunos de los factores desencadenantes de la Dermatitis Atópica son:

-Temperaturas extremas.
-Contacto con alérgenos o irritantes.
-Estrés.
-Cambios hormonales.

Tratamiento de la Dermatitis Atópica

El tratamiento de la Dermatitis Atópica se basa en aliviar los síntomas y prevenir las exacerbaciones de la enfermedad. Esto se puede lograr mediante el uso de medicamentos, como corticosteroides tópicos, antihistamínicos y antimicóticos. Además, se recomienda una rutina de cuidado de la piel que incluye la aplicación de lociones hidratantes y la evitación de los factores desencadenantes.

Cuidado de la Piel

Es importante mantener la piel hidratada para evitar que se reseque. El uso de lociones hidratantes ayudará a mantener la humedad y prevenir la picazón y el enrojecimiento. También se recomienda usar ropa suave y evitar el contacto con alérgenos o irritantes como el jabón, el detergente y los productos con fragancia.

Conclusión

La Dermatitis Atópica es una enfermedad de la piel comúnmente conocida como eczema. Esta enfermedad causa que la piel se vuelva seca, sensible e inflamada. Los síntomas de la Dermatitis Atópica dependen de la edad de la persona afectada, pero los síntomas comunes incluyen enrojecimiento, picazón, sarpullido y piel gruesa y escamosa. La Dermatitis Atópica es una enfermedad hereditaria que se desarrolla cuando la piel no produce suficientes lípidos naturales para mantener la humedad. El tratamiento de la Dermatitis Atópica se basa en aliviar los síntomas y prevenir las exacerbaciones de la enfermedad. Esto se puede lograr mediante el uso de medicamentos, como corticosteroides tópicos, antihistamínicos y antimicóticos y el uso de lociones hidratantes. Si presenta alguno de los síntomas de la Dermatitis Atópica, es importante que consulte con un especialista para recibir el tratamiento adecuado.

Blog Eudermia

También podría interesarte